Cuatro preguntas que te llevan a ser un empleado excelente

“La perfección is inalcanzable, pero si perseguimos la perfección podremos alcanzar la excelencia” ~Vince Lombardi

Existe la errónea idea de que la única manera servir y glorificar a Dios es detrás de un púlpito. Eso sencillamente no es cierto. Mis dos personajes favoritos del Antiguo Testamento, José y Daniel, fueron funcionarios de alto rango cuya excelencia laboral glorificó a Dios y captó la atención de sus superiores al más alto nivel.

Asimismo, Dios quiere glorificarse usándote donde estás al hacer tu trabajo con excelencia. Para eso puedes hacerte estas preguntas:IMG_3001 Cuatro preguntas que te llevan a ser un empleado excelente 

1. ¿Por qué y para quién estoy trabajando? 
¡Esto tiene que ver con lo que hay en tu corazón! ¿Qué te motiva al ir al trabajo día tras día? Si sólo es el sueldo, tu actitud será la de hacer solo lo necesario para cumplir con lo que se te pide. En cambio, si lo que te impulsa es un sueño, entonces caminarás la milla extra. Por eso la Biblia dice:

 “Siervos, obedeced en todo a vuestros [jefes], no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios. Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres”. Col. 3:22-23

Haz tu trabajo para el Señor y permite que su aplauso sea tu recompensa.  Pronto verás que no será la única. 

2. ¿Entiendo bien lo que se espera de mí?
¿Sé exactamente lo que tengo que hacer, y para cuándo?¿Cuáles son los resultados que se esperan de mí y cómo serán evaluados? Es un tema que debes aclarar con tu jefe por adelantado, pues de otro te verás forzado a hacerlo después y ¡te aseguro que no será divertido! 

3. ¿Tengo todo lo que necesito para hacer bien mi trabajo?
¿Tengo los conocimientos, habilidades, herramientas y autoridad necesarias para un trabajo excelente? Es tú responsabilidad hacerle saber a tu jefe cualquier laguna. Muy probablemente él te puede ayudar con entrenamiento, supervisión, información o recursos para lograr el éxito en tu labor.  

4. ¿Hay algo que impida que haga bien mi trabajo?
¿Qué hay en el ambiente laboral que estorba mi desempeño? Por ejemplo, excesiva burocracia o lentitud en la toma de decisiones, o colegas o departamentos que no hacen su trabajo. Es tú responsabilidad poner a tu jefe al tanto de modo que él te apoye en el curso de acción. 

En todo esto, es importante tener presente que la excelencia comienza desde adentro cuando asumes la responsabilidad de escoger tu propia actitud, desarrollar tus habilidades y esforzarte por hacer un buen trabajo. 

¿Al comenzar esta semana serás un trabajador excelente?
¡Bendiciones!

Did you like this? Share it: