¡DILE A TU CORAZÓN QUE PALPITE OTRA VEZ!

“Debemos aceptar los desalientos finitos sin perder la esperanza infinita”.
– Martin Luther King Jr.

20131105-073058-a.m. ¡DILE A TU CORAZÓN QUE PALPITE OTRA VEZ!Recientemente escuché una historia que realmente me alentó y quiero compartirla contigo. Había una mujer llamada María que necesitaba un transplante de corazón. Se cumplieron todos los preparativos necesarios para un transplante exitoso.

El día señalado, Mary fue a la cirugía y todo iba bien. El cirujano tomó todos los pasos necesarios y siguió todos los procedimientos estándar para este tipo cirugía mayor. Todas las venas y arterias fueron conectadas correctamente y se esperaba que el corazón empezaría a latir nuevamente a medida que la sangre fluía a través de él. El corazón es un órgano tan increíble pues sabe lo que tiene que hacer cuando está sano y la sangre fluye a través de él correctamente. Sin embargo, esta vez algo salió mal. Aunque la sangre estaba fluyendo como debiera, el corazón no “arrancaba” por su cuenta.

El cirujano esperó unos segundos mientras le daba un masaje suave al corazón, con la esperanza de darle el estímulo que necesitaba para arrancar. ¡Cada segundo era precioso! Pero a pesar del masaje, el corazón no latía por su cuenta. El siguiente paso fue aplicar un shock eléctrico. Nada. Temiendo perder a su paciente, el hábil cirujano fue a la cabecera de la mesa de operación, se inclinó y le susurró a la paciente en el oído: “María, necesito que le digas a tu corazón que palpite otra vez.” Había tanto silencio en la sala que hubieras podido oír la caída de un alfiler mientras todos esperaban ver lo que sucedería.

Poco después que el cirujano dijo esas palabras en el oído de Mary, el monitor comenzó a saltar: ¡Beep…! ¡Beep…! ¡Beep…! Todos en el salón de operaciones celebraron al darse cuenta que la operación había sido un éxito.

Muchas veces hemos sido lastimados y heridos no tanto en el sentido físico, sino en el área de las relaciones personales, familiares, de negocios o aun espirituales. Nuestro corazón está hecho pedazos. Es en esos momentos que necesitamos decirle a nuestro corazón que lata otra vez.

El salmista había aprendido ha hablarle a su corazón:
¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. Salmo 42:5

Quizá has tenido un traspié en una relación con un ser querido, o perdido dinero o enfrentas circunstancias desafiantes y quieres “tirar la toalla”. Allí es cuando tienes que decirle a tu corazón: “¡Tienes que latir otra vez!”

Hay tantas maneras en que podemos hablarle a nuestro propio corazón para que nos ayude a pesar de nuestras circunstancias.
Tenemos que decirnos: “Tienes que amar otra vez”.
Tenemos que decir, “Tienes que perdonar otra vez”.
Tenemos que decir, “Tienes que soñar otra vez”.
Tenemos que decir, “Tienes que reír otra vez”.
Tenemos que decir, “Tienes que sonreír otra vez”.

Sé que suena repetitivo, pero quiero enfatizar el punto. Tenemos que tomar el tiempo para repetir estas palabras y hablar palabras de vida a nuestro propio corazón y mente.

¡Te aseguro que las cosas no mejorarán si cada día albergas una actitud negativa, crítica y de “pobrecito de mí”! ¡Aprende a a buscar lo bueno, lo puro y lo positivo en todo lo que haces!

Estas no son sólo palabras agradables. No son frases bonitas gastadas llenas de promesas hermosas pero huecas. Son palabras de realidad. Es maravilloso cuando le decimos algo agradable a otra persona y viceversa, pero recuerda que nada es mejor que hablarle palabras de vida a tu propio corazón y estar en tu propio equipo en este juego llamado la vida.

Independientemente de lo que haya sucedido en el pasado, quiero alentarte a dejar que tu corazón lata otra vez. ¡Qué lata más duro, fuerte y lleno de vida que nunca! ¡Esta es la fórmula de un día, una semana, un mes, un año o una vida fantástica! ¡Garantizado!

Traducido y adaptado por Ing. Wesley Jones de “Tell your heart to beat again” por Dr. Robert Rohm.

Reprinted with permission from the “Tip of the Week”. To subscribe for the free “Tip of the Week” please go to http://www.personalityinsights.com and receive Dr. Rohm’s weekly Tip every Monday morning.

Did you like this? Share it: