¡AMOR SE DELETREA “T-I-E-M-P-O”!

“¡La única manera de aumentar el valor de una relación es invirtiendo más tiempo en ella!” ~Brian Tracy


En el siglo 13 el rey Federico II de Alemania (1194-1250) hizo un experimento muy cuestionable para descubrir en qué idioma hablarían los niños si nadie les hablara. Tomó un grupo de 50 niños recién nacidos y les prohibió a las niñeras y nodrizas que las cuidaban que les hablaran. Sólo podían bañarlas y alimentarlas. ¿El resultado? ¡Fracaso rotundo porque todos murieron!

Alguien ha dicho que la comunicación es al amor lo que la sangre al cuerpo. Un cuerpo sin sangre muere. Igualmente, una relación sin comunicación muere. Los sicólogos han llegado a la conclusión de que la necesidad sentirse amado y conectar con otra persona que amamos es una de las principales necesidades emocionales del ser humano.

La Torre de Babel es un buen ejemplo de lo que ocurre cuando hay falta de comunicación. A menor escala, algo parecido ocurre en el hogar por la falta de comunicación. El abogado Don Wetmore, especialista en divorcios, dijo: “En mi experiencia, 95% de los divorcios tienen una causa común: la falta de comunicación.”

IMG_2984-0 ¡AMOR SE DELETREA "T-I-E-M-P-O"!En una relación saludable se practica la buena comunicación.  El tipo de comunicación del que estamos hablando no es el simple intercambio de información. Dice Oseas 2:14 “…Y hablaré a su corazón”. Se trata de ir por debajo de lo superficial y expresar lo que hay en el corazón: mis sentimientos, mis frustraciones, lo que me hace feliz, lo que me duele.  

La buena comunicación requiere TIEMPO. 
En mis conferencias para parejas le pregunto a la audiencia: “¿Cuántos creen que el amor es importante para la buena comunicación?” Todas las manos se levantan ante una preguntan cuya respuesta es obvia. “¿Y cómo se deletrea la palabra ‘AMOR’?”, continúo. Por supuesto, la respuesta que siempre recibo es “A – M – O – R”. Y cuando les respondo que esa respuesta no es correcta, empiezan a rascarse la cabeza pensando que quizás la Real Academia de la Lengua Española sacó alguna regla nueva. Ante mi insistencia, siguen adivinando hasta que finalmente interrumpo la discusión y les digo: “¡Amor se deletrea T – I – E – M – P – O!”.

¡No me digas que me amas si no estás dispuesto a invertir tu tiempo conmigo! La buena comunicación requiere tiempo. ¡Lo único que crece sin cuidado es la maleza! Toda relación requiere tiempo para su crecimiento y desarrollo. ¡No se puede calentar una relación en el microondas! Sencillamente, no funciona así. Toda relación, para que florezca, requiere tiempo y esfuerzo. 

Muchos dicen: “¡Es que no encuentro el tiempo!”. ¿Alguna vez haz encontrado un billete de $20? Quizás. ¿Pero alguna vez has encontrado 20 minutos que a alguien se le perdió? ¿O dos semanas que alguien dejó olvidado en el parque? Yo tampoco. La razón es que el tiempo no puede ser “encontrado”. Las buenas relaciones no ocurren por accidente. Hay que ser deliberado. La buena comunicación requiere trabajo, paciencia, entendimiento y humildad. 

Una de las maneras más efectivas que me ha funcionado es lo que llamo el tiempo uno a uno: intencionalmente separar —con toda la formalidad de una cita— un tiempo para estar a solas y conversar. 

En conclusión
La comunicación es una habilidad que puede aprenderse pero requiere trabajo. El primer paso es separa tiempo deliberado para conversaciones significativas. ¿No estarías dispuesto a separar un tiempo uno a uno esta semana con esa persona a quien amas?

¡Bendiciones!

Did you like this? Share it: