¿QUIÉN DETERMINA TU MENTALIDAD?

“No sigas a la multitud. ¡Deja que la multitud te siga a ti!” ~ Margaret Thatcher

Tu mentalidad tiene que ver con tener tu mente fija en ciertos valores, creencias, metas, niveles, etc. La pregunta es: ¿Quién determina tu mentalidad? Demasiadas veces, aquellos que nos rodean son los que determinan nuestra manera de pensar. Nos encontramos mezclándonos con la multitud sin pensar mucho en lo que estamos tácitamente aprobando con nuestro estilo de vida y liderazgo.

La presión de grupo es una forma muy común de presión para determinar tu mentalidad. Los estándares y niveles del mundo pueden influir en nuestros hábitos y actitudes de manera fácil e inconsciente. Sucede sin siquiera pensarlo. Cómo líder no puedes darte el lujo de permitir que el mundo determine tu manera de pensar.

¿Alguna vez has probado un “cambio de mentalidad“? ¿Qué es lo que realmente crees y valoras? ¿Cómo debería afectar eso la manera en que vives y lideras? Demasiadas veces hay una desconexión total entre lo que decimos que creemos y lo que realmente hacemos. Esto es verdad para mí a veces. Sucede sin pensarlo. En momentos en que “nuestro cerebro está desconectado” podemos hallarnos alineándonos a una manera de pensar mundana al simplemente seguir la multitud.

 IMG_2982 ¿QUIÉN DETERMINA TU MENTALIDAD? En la Biblia, las ovejas se usan para ilustrar esta mentalidad de seguir a la multitud. Las ovejas siguen a la multitud porque todas las demás lo hacen. Por eso necesitan a un pastor en la cual puede confiar.  Aquí es donde tú, como un líder cristiano, puedes tener el mayor impacto en la vida de aquellos que te siguen. Si tu manera de pensar es correcta, tendrás una influencia positiva al ayudarlos a tener una manera de pesar más saludable.ul

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” (Romanos 12:2)

Un “cambio de mentalidad” es el proceso de no permitir que tu manera de pensar sea la del mundo, sino más bien deliberadamente transformarla para ajustarla a la de Dios. Cuando tu manera de pensar se alinea con la de Dios, su voluntad agradable y perfecta se hará evidente.

Como líderes, nuestro pensamiento afecta directamente el de nuestros seguidores. Nuestra manera de pensar crea la cultura de nuestra organización y establece sus valores y niveles. Usa la “presión de grupo” de una manera positiva para establecer la manera de pensar de tu equipo al llevarlo a alinearse con lo mejor de Dios para ti y tu organización.

Permíteme retarte a un “cambio de mentalidad”. Sé intencional en cómo tomas las decisiones en tu organización. Piensa en maneras en que tu manera de pensar pueda influir positivamente en los miembros de tu equipo y lo que valoran. No puedes darte el lujo de permitir que el mundo determine tu manera de pensar. Como líder cristiano, sé transformado en tu manera de pensar para que también puedas transformar a otros alienado sus pensamientos a una manera de pensar que es agradable a Dios.

 ¡Bendiciones! 

Did you like this? Share it: