TENER ESPERANZA ES UNA ELECCIÓN 

“No importa cuán duro llueva, al final siempre hay un hermoso arco iris”. ~Nathan Burrell

Una vez le preguntaron a Winston Churchill cual había sido el arma más poderosa que su país había usado contra el régimen Nazi de Hitler. Sin pausar por un instante Churchill respondió: “Ha sido el arma más poderosa que Inglaterra siempre ha tenido: ¡la esperanza!”
img_4060 TENER ESPERANZA ES UNA ELECCIÓN Si hubiera una sola palabra que describe lo que más quisiera transmitirte a través de mis escritos sería esta: ¡ESPERANZA! ¿Por qué? ¡Porque la esperanza es el combustible de la perseverancia! Seguirás trabajando, luchando y esforzándote… ¡solo si tienes esperanza! 
Sin duda recurrimos a la Biblia como la fuente de luz, verdad, dirección, corrección y edificación, pero a menudo olvidamos que Dios también nos dio su preciosa Palabra como una fuente de esperanzas renovadas:

“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza“. Romanos 15:4

En este sentido, una de las escrituras que más me ha alentado es Ezequiel 37.  

En este extraordinario pasaje Dios nos da una hermosa e importante lección sobre la esperanza. Dios le muestra al profeta un valle de huesos humanos secos en gran manera, y le pregunta: “¿vivirán estos huesos?”. En otras palabras, ¿hay esperanza para ellos? El profeta solo puede responder: “Señor Jehová, tú lo sabes”.

Entonces Dios le dice: “Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová. Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis”. (v. 3-5). En efecto, el profeta da el mensaje, y ¡los huesos vuelven a la vida!  

¿Cuál es la lección o moraleja? No hay que deducirla o adivinarla. En el v. 11 Dios mismo la da. Los huesos secos simbolizaban a las personas que están en situaciones que parecen no tener esperanza alguna y dicen: “¡No hay solución! ¡Esto es un callejón sin salida! ¡No hay esperanza!”. Pero Dios siempre tiene la palabra final en cualquier situación no importa cuán desesperado parezca. Aún donde hay muerte, desolación y desesperanza, su Palabra puede producir vida. 
No se trata de ser optimista. Hay una diferencia entre optimismo y esperanza. Optimismo es simplemente esperar que las cosas van a mejorar. Esperanza es creer (estar seguro) que juntos haremos que las cosas mejoren. Uno es pasivo, el otro activo. No se requiere coraje para ser optimista pero sí para tener esperanza. 

Estoy convencido todos podemos escoger tener esperanza, porque todos podemos escoger creer a Dios o no. Estoy convencido también de que el coraje de escoger tener esperanza siempre será recompensado de una manera u otra. 

¿Estás en una situación difícil? Quizás has recibido malas noticias del doctor o del banco. Quizás te encuentras atrapado en una mala relación o en las garras de un vicio. La pregunta es: ¿Qué dice Dios al respecto? Puedes escoger decirle a Dios cuan grande es tu problema… o puedes escoger decirle a tu problema cuán ¡grande es tu Dios! ¿Cuál eliges?
¡Bendiciones!

Did you like this? Share it:

3 opiniones en “TENER ESPERANZA ES UNA ELECCIÓN ”

  1. Bendiciones.muy cierto el único queda Esperanza em nuestra vida es Dios.sin Dios no somos nada,me puede faltar todo,pero que…nunca me falte Dios…gracias .Hrnos por dedicar tiempo a nuestras vidas .para mí es uma gran Bendicion .

Comentarios cerrados.