TRIUNFANDO JUNTOS

“Si quieres ir rápido ve solo. Si quieres ir lejos ve en equipo”
Proverbio africano

Sin duda alguna, ayudar a otros es una de las experiencias más recompensantes. Cuando nuestros talentos, conocimientos y recursos se alinean para complementar las habilidades de otros, estamos en la posición ideal para alcanzar el éxito… juntos. Nadie puede ser verdaderamente exitoso sin la ayuda de otros.

Es absolutamente crucial tener los jugadores correctos trabajando juntos hacia una meta común cada uno haciendo su parte para lograr la victoria como un equipo. Cuando la gente correcta y los recursos correctos se alinean con el líder correcto, se pueden lograr cosas asombrosas. Tenemos una hermosa ilustración de esta verdad en las páginas del Antiguo Testamento:

IMG_2777 TRIUNFANDO JUNTOS

E hizo Josué como le dijo Moisés, peleando contra Amalec; y Moisés y Aarón y Hur subieron a la cumbre del collado. Y sucedía que cuando alzaba Moisés su mano, Israel prevalecía; mas cuando él bajaba su mano, prevalecía Amalec. Y las manos de Moisés se cansaban; por lo que tomaron una piedra, y la pusieron debajo de él, y se sentó sobre ella; y Aarón y Hur sostenían sus manos, el uno de un lado y el otro de otro; así hubo en sus manos firmeza hasta que se puso el sol. Y Josué deshizo a Amalec y a su pueblo a filo de espada. (Éxodo 17:10-13)

Fue necesaria la participación de tres líderes y todo un ejército para que Moisés lograra la tarea que Dios le llamó a hacer. Moisés no lo pudo hacer sólo. Necesitaba la ayuda de otros. Me encanta este pasaje y el retrato vívido que pinta de un líder que necesita de otros. Verdaderamente, esta fue una victoria de equipo. Con el favor de Dios y la fidelidad de los miembros del equipo, Moisés fue bendecido con la victoria.

Ahora póngase en el lugar de Josué, Aaron y Hur. ¿No fue la victoria igualmente dulce para ellos? ¡Sin duda hubo mucho que celebrar al ponerse el sol sobre la cumbre del collado ese día!
 
¿Estás conectado con la personas correctas y los recursos correctos para lograr la tarea que Dios te ha llamado a hacer? Recuerde esta sencilla verdad: Dios nos ha creado para hacer cosas grandes pero nos diseñó de tal modo que no los podemos lograr solos. Por diseño de Dios, necesitamos que otros nos completen para lograr los sueños que Él despierta en nuestros corazones.

Como líder cristiano, Dios te ha posicionado y dotado de una manera única para lograr cosas grandes. Sin embargo, tu éxito va a requerir una actitud de humildad que admite que necesitas ayuda. Creo que Dios quiere que así sea. Los líderes humildes son líderes siervos que piensan más allá de sí mismos para ver el valor en otros. Mira a tu alrededor. Dios ha puesto algunas personas asombrosas en tu vida que te pueden ayudar. Sé intencional en hacer conexión con ellos para cumplir el plan de Dios para ti al tener éxito juntos.

¡Bendiciones!

Did you like this? Share it: