¿URGENTE O IMPORTANTE? Por qué es crucial entender la diferencia (parte 1)

“Las cosas importantes jamás deben estar a la merced de las cosas triviales” Goethe

20130926-061251-p.m. ¿URGENTE O IMPORTANTE? Por qué es crucial entender la diferencia (parte 1)
Tengo una pregunta para ti: el crecimiento personal mediante el estudio de la Biblia, ¿es urgente o importante? Quizá te sorprenda lo que voy a decir, pero estudiar la Biblia, ¡NO ES URGENTE! Es importante pero no urgente.

Antes que me apedrees permíteme decirte porqué hago esta afirmación. Creo que fue Einstein quien dijo que un problema correctamente planteado está casi resuelto.

El principio subyacente que quiero dejarte es este: nunca sacrifiques lo importante por lo urgente. Pero para poder aplicar este principio correctamente es crucial entender la diferencia entre los dos.

Según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), algo URGENTE es algo que apremia. Algo que demanda atención inmediata. Algo que te obliga a actuar pronto. El DRAE define algo IMPORTANTE como lo que es muy conveniente, o de mucha entidad (valor) o consecuencia.

Ahora, el problema con las definiciones es que a menudo son insípidas, así que permíteme darle vida a éstas con algunos ejemplos sencillos:

1. Ponerse el cinturón de seguridad, ¿es importante o urgente? Importante. Sin él puedo sufrir consecuencias graves en caso de un accidente. ¿Es urgente? No. Me lo puedo ajustar en cualquier momento (¡con tal que sea antes del accidente!). Por eso algunos vehículos le agregan un sonido para recordártelo. ¿El pito hace que sea más importante? No; sólo lo hace más urgente al demandar una acción inmediata.

2. Ir al dentista para una limpieza regular, ¿es importante o urgente? Importante. (¡Mi hija dentista jamás me perdonaría que diga otra cosa!). Pero, ¿cuándo se vuelve urgente? ¡Con el dolor de muela! ¡Ouch! 🙁

3. Suena teléfono. ¿Importante o urgente? No lo sabes hasta que contestas. Puede ser que alguien marcó tu número por error o algo que perfectamente pudiera esperar. Sin embargo, dejaste lo que estabas haciendo para responder al teléfono, ¿por qué? Simplemente porque un teléfono sonando demanda atención inmediata.

La palabra clave para algo urgente es “pronto”. Las cosas urgentes, importantes o no, demandan atención inmediata. Te exigen actuar de una vez. En cambio, para lo importante, la palabra clave es “valor”.
Ahora, volvamos a nuestra pregunta inicial: el estudio de la Biblia: ¿es importante o urgente? ¿Es conveniente? ¿De mucho valor? ¿De consecuencias positivas? ¡No hay duda alguna! Entonces es importante. Muy importante. ¿Es urgente? No…¡a menos que tu Biblia tenga un pito o algo así! No exige atención inmediata.

En mi siguiente artículo continuaremos explorando con ejemplos prácticos por qué es importante distinguir entre lo importante y lo urgente y qué hacer para enfocar nuestra atención en aquello que es realmente de valor.

Did you like this? Share it: