VERDADERO PODER

“La mayor debilidad es el gran temor de aparentar debilidad” ~ Jacques Benigne Bossuel

“Contraintuitivo” en una palabra excelente para el líder cristiano. Jesús enseñó que “los primeros serán los últimos y los últimos serán primeros” y que ser un siervo es esencial para llegar a ser un líder. En la mayoría de las culturas, el liderazgo es definido erróneamente en términos de posición y poder.

La gente asume que un líder siempre debe estar en la cima, totalmente en control y que nunca debe mostrar debilidad. Muchos líderes compran esa idea y con tiempo empiezan a usar su posición incorrectamente. Salomón escribe: Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Mas con los humildes está la sabiduría. Proverbs 11:2. Dios tiene una manera diferente de otorgar poder a los líderes. Es “contraintuitivo“, pero es la fuente del verdadero poder.

“….Tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo.” 2Corintios 12:8-9

 Pablo nunca reveló cual era la dificultad recurrente en su vida que lo debilitaba. Pienso que lo hizo a propósito para que pudiésemos “llenar el espacio” con lo que sea realidad en nuestro caso. Para Helen Keller era la ceguera. Para Nelson Mandela era estar en prisión. Para Martín Luther King Jr. fue el racismo. Para el Rey Jorge VI de Inglaterra era tartamudear. Todos estos líderes llegaron a ser fuertes no solo a pesar de su debilidad, sino mas bien de algún modo llegaron a ser fuertes a través de su debilidad.

¿Cuál es tu debilidad? (para mí es plural: debilidades). Quizá sea una limitación física, social o emocional. Pudiera ser la tendencia a ser atrapado en un pecado recurrente. Para Pablo era un asunto serio. Le rogó a Dios tres veces que se lo quitara. Dios, sin embargo, quería enseñarle algo sobre lo que es el verdadero poder.

“El verdadero poder” se demuestra cuando Dios surge en medio de nuestra de nuestra debilidad y hace manifiesta su obra de manera que sólo puede ser atribuida a Él. Jesús le dijo a sus discípulos que “separados de mí nada podéis hacer”. Dios nos ha dado el Espíritu Santo como su fuente de poder trabajando en y a través de nosotros. No tenemos nada de qué jactarnos en nuestra propia fuerza pero todo en la de él.

La humildad es la clave. También es “contraintuitivo”. Como líderes cristianos, cuando humildemente admitimos nuestras debilidades llevamos la atención de todos al poder de Dios, su gracia brilla! Dios le dijo a Pablo: “Mi poder se perfecciona en la debilidad”.

No se trata de ti… sino de Él. Cuando Dios demuestra su fortaleza a través de nuestra debilidad, es su gracia redimiendo nuestra debilidad para su gloria. Confiese y entregue sus debilidades a Dios hoy y verás como Él demuestra su poder verdadero a través de tu debilidad para glorificarse.

¡Bendiciones!
Traducido por Wesley Jones de True Power por Dave McAuley

Did you like this? Share it: